Buscador

Búsqueda personalizada

17 noviembre 2014

Estrellas

Tal vez en realidad el espacio y la tierra no tengan mucha diferencia.
Las estrellas como los humanos, algunas se rehúsan a brillar, al igual que nosotros cuando la tristeza o algún sentimiento negativo nos ataca.
Pareciera que unas brillan más que otras, pero en realidad son mas grandes; igual que cada uno de nosotros, cuyas experiencias, nos van transformando y es cuestión de nosotros brillar u opacarnos. Y las estrellas fugaces, solo por generalizar; que mas que nada nos demuestran que cuando una persona es pasajera, nos dejan una lección, una enseñanza que nos hacen mejor o peor persona, desde la perspectiva que la tomemos; la estrella fugaz, deja un camino, un manto estelar, que en nuestras vidas es la enseñanza, la lección que nos deja, y ese adiós; es el dolor que sentimos al ver que alguien se va. Y asi en general, cada uno de nosotros somos una estrella; en una constelación que se llama vida, y cada uno de nosotros tomamos lo que necesitamos del manto estelar, de la luz del sol, y lo transformas en brillo, en grandeza espiritual, interior, donde la felicidad no es la meta, si no que, nuestra meta es la paz interior, la realización como humanos, como personas pensantes, como soñadores natos que somos. Por que si hablamos de soñadores, yo no soy el único.

25 octubre 2014

Vida parte 1

Hay días en los que no sabes ni como te sientes, y hay otros días en los que solo quieres salir corriendo.
El destino, las almas y demás teorías siguen existiendo, y nosotros seguimos ese camino que se llama vida, donde te romperán el corazón y tu romperás algunos, y así es la ley de la vida, pelearas con tu mejor amigo o igual y te enamoras de el o ella, lloraras, te dolerá y mucho, pero se pasará, el tiempo es sabio, nadie en esta vida es perfecto, incluso los mejores se caen alguna vez, e incluso las estrellas se rehúsan a brillar.
Llegaran o pasaran personas por tu vida que se quedan en cierta forma, algunas como un recuerdo que se queda en lo mas profundo de ti, otras que se quedan en tu corazón y otras que se quedan a tu lado, pero todas vienen y todas se van, y el aferrarse te lastimara más.
Y estas personas serán de muchas maneras, comportamientos distintos, como el mío, que me tachan de berrinchudo o simplemente de loco, cuando de día soy la persona mas feliz que existe, sarcástico, mamon, pero que por las noches muerde uno de sus labios, traga saliva, para evitar que las lagrimas salgan, y así, con diferentes tipos de personas te iras topando.
Estarás en un ciclo infinito llamado tiempo, enemigo de los ansiosos de la nueva era, que se ven como personas normales, pero en realidad, no pueden estar ni en un solo sitio, no disfrutan de las cosas por que ya quieren que se acaben y saber que pasara al día siguiente, tienen exceso de futuro y sus estados aumentan cuando se enamoran, ¿cómo lo se?, por que soy uno de esos, y estar en situaciones de ansiedad es horrible.
Esto es vida, una montaña rusa de emociones, vivencias, donde llegamos con una misión, que no sabemos hasta que ha sido completada, donde todo pasa, sucesos, personas, vivencias, dias, noches, eclipses, estrellas fugaces, y así atrapad

18 octubre 2014

Dudas...

Bien dicen que nos aferramos a las cosas que nos dañan , llevo días con una pesadez en el cuerpo  que me pasa, hoy, esta mañana desperté con la cabeza llena de interrogantes, donde solo recuerdo los casos donde me han dañando, donde solo veo a las personas que me han dejado ir, justo el ultimo día que las vi.
Desde una central de autobuses, con un nudo en la garganta y un porta retrato en la mano, después un beso y un abrazo en las escaleras de mi casa, mientras yo me sentaba y le veía partir, solo mi intuición sabía que no nos volveríamos a ver.
Después, un beso en la frente y unas palabras “Lejos estamos mejor”, en una sala a las 5am antes de tomar un avión; después uno más, justo antes de tomar un avión, en una auto, solo me bajo y dijo “Nos volveremos a ver, pero tengo visitas en la casa y sospecharan algo si me tardo’, para yo estar con las lagrimas en los ojos en pleno aeropuerto… y después una amaga comida con alguien que posiblemente si me quería, pero yo, por todo lo pasado le deje ir, por miedo a que pasara algo así…
Y ahora, estoy, ya no estoy, estoy, no sé, estoy demasiado confundido como para saber qué me pasa, esa pesadez volvió, esas ganas de llorar han vuelto, y sonreír me está costando trabajo.
Yo le quiero mucho, como a nadie, mi tonto corazón se abrió una vez más, pero no sé si realmente me quiere, o si es un juego, o si va en serio o que; solo sé que me estoy volviendo loco, que mi corazón palpita muy rápido, y que necesito de esa persona, tengo tanto amor, tanto amor que no sé cómo controlarme, vivo con el temor de hostigar y asfixiar a esta persona y me deje, y estar otra vez solo, como siempre pasa, solo.

28 julio 2014

¿Happiness?

En uno de esos tantos viajes por mi interior he reflexionado sobre las pequeñas cosas que me hacen sonreír cada día. Esos momentos que surgen inesperadamente, provoco o recuerdo. En fin, ahí va una lista de las responsables de mi felicidad.

—Una nota de una persona especial por la mañana.

—Un “buenos días” inesperado.

—Escuchar una y otra vez mi canción preferida.

—Expresar que tengo frío y que me abracen.

—Mañanas interminables sin planes, sin prisas.

—Ayudar a cumplir alguna de esas metas a la persona especial que está a mi lado.

—Tener un mal día y que me hagan sonreír con chistes malos.

—Leer tonterías que me hagan reír a carcajadas.

—Disfrutar de un buen libro.

—Un mensaje inesperado.

—El olor a ropa limpia.

—Recibir un beso antes de abrir los ojos.

—Que me cuenten anécdotas de personas que ya no están a mi lado.

—Que me cocinen.

—Estrenar algo.

—Que me toquen todos los semáforos en verde.

—Dormir la siesta cualquier día pero con frío, calefacción y una manta, y si es abrazado de alguien mejor.

—Que me hagan reír en la cama antes de cerrar los ojos.

—Escuchar las historias de mi abuelo.

—Soñar despierto.

—Que me susurren: “me encantas”.

—Bailar solo por la casa escuchando mis listas de reproducción.

—Perderme en internet.

—Que llegue el viernes con el trabajo terminado.

—Escribir mis reflexiones.

—Los domingos haciendo cualquier cosa.

—Conocer a alguien nuevo.

—Tener a alguien a mi lado a quien querer hacer feliz y poder sonreír juntos.

 

Pero sobre todo saber que la felicidad no está ahí fuera, está dentro de mi. Es la suma de esos pequeños momentos que nos tenemos que parar a sentir y disfrutar. Y a ti, ¿qué te hace feliz?


31 mayo 2014

Melancholy

Cuando la obscuridad me aprisiona, cuando la luna solo es la que me ilumina, es justamente en las noches donde esa vacío aparece, donde esa necesidad de un beso o de un abrazo se vuelve como una especie de ansiedad.

Salir a caminar me calma, la música tranquiliza un poco mi ansiedad, y mis lagrimas lavan mi alma y enjuagan mis ojos. Y así cada noche de una forma diferente mi mente me martiriza, con recuerdos, momentos, e imágenes mentales acompañadas de música que me hacen caer en este estado de melancolía, que cada vez es más intenso.
Deja de pensar me digo a mi mismo, y es cuando elevo el volumen de la música y comienzo a cantar para distraerme, para olvidar aquel nombre, aquellos recuerdos que en su momento me hicieron feliz, pero que ahora me traicionan y me asfixian.
Solo me queda dormir, que es lo que me sirve mucho, soñar con un nuevo mañana es lo que me permite seguir existiendo, mientras cada vez voy sintiendo el corazón mas vacio, y a la vez más pesado.
Soy un globo lleno de emociones en un mundo lleno de alfileres, eso es lo que soy, y me concentro tanto en el final feliz que olvido por completo ver las señales de quienes se van a quedar y quienes se van a ir, una y otra vez, caigo en estado melancólico, me levanto y demuestro fortaleza, pero una fortaleza como nunca, que a veces desearía tener ojos pero no ver, tener boca, pero no hablar, y tener corazón, pero no sentir nada… pero todo eso, solo es pasado acumulado.